Envío gratis en pedidos de más de 40€ 📦 Entrega en 24h-48h 🕗 Muestras de regalo en compras superiores a 30€ 💌
PROFESIONAL

MI CESTA

La cesta está vacía

Glucosyl Hesperidin + Niacinamide

Gel de Masaje

Glucosyl Hesperidin + Niacinamide

Gel de Masaje

Gel de masaje facial formulado con dos activos. Niacinamida y Glucosyl Hesperidin, que refuerzan el efecto hidratante y estimulan la microcirculación cutánea, para conseguir una piel luminosa y radiante.

Formato: 200ml

Formulado con: - Niacinamida: hidrata y ejerce una acción antienvejecimiento. - Glucosyl Hesperidín: Su principal actividad es mejorar la circulación sanguínea. Existen muchos problemas de la piel, como las ojeras, piel apagada o incluso fatigada que son debidos a problemas de circulación producidos por la actividad diaria y el estrés al que es sometido nuestra piel por altas o bajas temperaturas, falta de sueño u otros motivos. Todo ello provoca que la piel parezca envejecida. Por ejemplo, es conocido que la concentración de sangre es superior en el perímetro de los ojos y la circulación en esa zona ya es lenta. Si encima añadimos fatiga o estrés, la concentración aumenta provocando la aparición de ojeras. Una vez sobre la piel el activo, ayuda a mejorar la circulación sanguínea, gracias a un aumento de la temperatura de la piel que provoca una vaso dilatación de los vasos sanguíneos. - Aceite de oliva: El aceite de oliva es el pilar fundamental de la dieta mediterránea y sus propiedades terapéuticas y nutritivas son de sobra conocidas y apreciadas. Pero lo que posiblemente muchos no saben es que el llamado "oro líquido" ha sido, es y será un ingrediente clave dentro del mundo de la belleza y la cosmética por sus innumerables propiedades hidratantes y antioxidantes. Muchas son las cualidades que hacen del aceite de oliva un excelente aliado para la salud de los tejidos del cuerpo: Se trata de una fuente muy rica en ácidos grasos esenciales que contribuyen a restaurar los niveles naturales de humedad de la piel. El principal componente del aceite, el ácido oleico, es un constituyente de las membranas celulares y de la piel. El aceite de oliva es un útil emoliente corporal que se usa incluso para la realización de masajes terapéuticos. Tiene un notable efecto tonificante de la epidermis. Protege la piel frente a factores ambientales externos, la hidrata y mantiene la estructura íntegra de la dermis, permitiendo una mejor regeneración y por lo tanto, una mayor firmeza.

Aplicar con la ayuda de unos pinceles de abanico sobre la zona de trabajo. Dejar unos minutos en exposición y proceder con el masaje adecuado. Una vez finalizado, retirar el exceso de producto con una toalla caliente.